¿Cómo aprender a vestirse elegantemente?

Para vestirse bien basta con encontrar el propio estilo. Veamos ahora algunos de los estilos que más imperan en la moda de hoy en día, y que nos ayudarán a aprender a vestirnos de una forma elegante.

Autor: haidi2002-Pixabay

Autor: haidi2002-Pixabay

El estilo clásico chic

Esta forma de vestir revela una elegancia natural. A veces un tanto redonda, la mujer clásica chic disimula sus formas con vestidos rectos, sin artificios, y que le dan bastante movimiento. La mujer busca siempre la calidad. Se decanta habitualmente por el azul marino y los tonos oscuros, en general. La mujer elegante escoge la elegancia de los tejidos severos y un tanto masculinos. En este caso nos referimos a franelas ligeras, tejidos de lana gruesa, gabardina, etcétera. Sus estampados de predilección son las rayas, las patas de gallo, el cuadro escocés. También aprecia los efectos acolchados para una moda urbana más sobria y depurada. Por la noche, suele llevar vestidos de seda, y a veces con bordados.

El estilo modernista

La mujer de estilo modernista se decanta por los cortes andróginos y la ropa que llama la atención. Juega de maravilla con la excentricidad y su silueta se adapta a todos los excesos. Puede llevar un traje de chaqueta rojo por el día y optar por un estilo más dramático por la noche, con una vestido negro realzado con una joya de mayor tamaño. Anticonformista y vanguardista, siempre busca diferenciarse. Sus gustos van por supuesto decantados hacia el cuero, las materias sintéticas como el escay, la lycra, la falsa piel, y otros efectos más fríos. Todos los suele combinar con una gran fantasía. La mujer elegante escoge estampados espectaculares, figuras geométricas, mosaicos o pinturas hiperrealistas para una silueta más futurista.

El estilo nuevo romántico

Se trata de la elegancia misma. A esta mujer le gusta ir bien vestida, con ropa fluida y vaporosa. De hecho prioriza las materias naturales como el lino, el algodón, la seda, los tejidos transparentes como la muselina, los efectos de superficie acolchada y plisada. Este mujer juega con la moda provocativa pero refinada, como es un escote generoso o una transparencia sugerente. También le gustan las superposiciones, en este caso nos referimos a túnicas largas pegadas al cuerpo pero abiertas sobre unos pantalones, o unos vestidos con juegos de colores ahumados. También le gustan los motivos fundidos o los diseños de inspiración japonesa.

Comentarios