Cómo escoger el vestido ideal para tu figura

Todas las mujeres soñamos con vernos regias en cualquier ocasión, y sabemos que para lograrlo tenemos que conocer nuestra estructura física y aprender a sacar el máximo provecho de nuestros atributos. Sin importar si eres de contextura gruesa o delgada, es importante aprender a vestirse según el tipo de cuerpo que poseas. Aprende cómo escoger el vestido ideal para tu figura siguiendo estos consejos.

En primer lugar, toma una cinta métrica y mide el contorno de tu busto, cadera y cintura. Revisa la diferencia entre las medidas, pues esto te dará las pistas para determinar tu tipo de cuerpo.

52573f5e48d17_615x409

Caderas y muslos anchos: este tipo de cuerpo se conoce como pera. Los vestidos ideales para mujeres de caderas anchas son aquellos que no son ajustados a la cadera, sino que tienen una silueta más amplia y vaporosa, como aquellos con falda corte A o redondos. Así mismo, la altura del vestido no debe ser inferior a 10 centímetros sobre la rodilla, pues un vestido muy corto se levantará y lucirá como un tutú.  Aleja la atención de la parte inferior de tu cuerpo con escotes tipo V, vestidos sin mangas o con un lindo bordado en la parte superior.

Cintura ancha: las siluetas con una cintura mucho más ancha que las caderas y el busto se conoce como manzana. Una mujer llenita con este tipo de cuerpo necesita elongar visualmente el torso y alejar la atención de la cintura. Elige un vestido con un corte tipo imperio (es decir, que cae  desde la parte inferior del busto) o que tenga una línea amplia que redefina el tamaño de tu cintura. Aléjate de las prendas ajustadas y evita usar cinturones gruesos ceñidos, en su lugar prefiere una cinta, cinturón o cadena que cuelgue en tus caderas.

Brazos gruesos: Evita los vestidos tipo strapless o con mangas muy cortas o ajustadas, elige aquellos que tengan mangas 3/4 vaporosas, o mangas tipo campana e incluso largas para no atraer la atención en este punto.

Busto pequeño: Si tienes poco busto, es mejor que evites los escotes en V y aquellos demasiado pronunciados. Los vestidos que mejor te van son aquellos de cuello redondo o cuadrado, o mejor aún, vestidos con cuellos caídos tipo cascada que añaden dimensión a tu pecho. Así mismo, aquellas prendas con lentejuelas y bordados en la parte superior son ideales porque agregan volumen. Utiliza collares largos y accesorios que tengan ese efecto.

Busto grande: Vestidos con cuellos halter o en V son perfectos para las chicas que quieren resaltar este atributo. Selecciona telas y vestidos de tu talla que no compriman tu pecho, sino que le den un poco de libertad. Si lo que quieres es disimularlos y balancearlo con tu figura (si es que tus caderas son muy estrechas), entonces utiliza vestidos con faldas tipo A que caigan cuyo largo tape tus rodillas.

Mujeres de talla grande: no te pongas vestidos demasiado grandes y sueltos, pues lejos de lo que puedas pensar, ésto sólo te hace ver aún más gruesa. Elige vestidos con telas que no constriñan tu cuerpo, pero que lo envuelvan graciosamente. Los vestidos cruzados sientan muy bien a este tipo de figura, pues crean la ilusión de una cintura más delgada. No te encasilles en el negro, los colores y estampados sencillos pueden irte muy bien si escoges el modelo adecuado.

Demasiado delgada: Busca telas más gruesas y pesadas, además de vestidos con capas que añadan volumen a tu figura. Si tus piernas son excesivamente delgadas, evita las minifaldas. Un vestido con una cintura muy definida y falda ancha puede ayudarte a definir tu silueta.

Comentarios