Los mejores catálogos de vestidos elegantes en España

A todo el mundo le gustaría saber cómo vestirse para sentirse a gusto en cualquier situación. Si os encontráis en este caso, conviene seguir los siguientes consejos, sobre todo a la hora de presentar un vestido elegante.

Autor: aletuzzi-Pixabay

Autor: aletuzzi-Pixabay

Llevar ropa que destaque los puntos positivos de cada figura

La primera cosa que conviene hacer para ser elegante sin esfuerzo es llevar ropa adaptada a vuestro cuerpo. Puesto que la elegancia casual es algo sutil, se debe llevar ropa que os siente bien, que os ofrezca ese look elegante y chic a la vez. Se deben escoger vestidos, por ejemplo, que os hagan parecer más delgadas y que se adapten perfectamente a vuestra talla, todo de forma proporcional. En el sitio web http://folletosycatalogos.com podrás encontrar numerosas ofertas de vestidos elegantes para todo tipo de mujer, estilo y forma.

Mantener los cortes clásicos

El chic simple se basa ante todo en los looks clásicos. Vestirse en función de las tendencias muestra que os sentís bien con vosotras mismas e implica que dedicáis demasiado esfuerzo a la hora de arreglaros, siguiendo la actualidad de la moda, como son por ejemplo las lecturas de folletos y catálogos de última tendencia, igual que un empresario sigue los cursos de la bolsa.

Esto significa que las mujeres deberían escoger el largo del vestido hasta las rodillas, y no hasta el suelo, por ejemplo, y que los hombres, deberían evitar los trajes de pitillo y decantarse por los cortes más amplios.

Escoger colores neutros y clásicos, con toques intensos

Los colores populares y los que están considerados como absolutamente impropios dependen del lugar y del momento. Conviene echar un vistazo a la ropa que llevaba nuestra madre en los años 70, por ejemplo. Para parecer elegante sin esfuerzo, se debería escoger un look intemporal, lo que significa que hay que mantener los tonos neutros y discretos. No obstante, se pueden probar algunos toques con colores intensos, en particular gracias a los complementos.

Los colores neutros incluyen el beige, el negro, el blanco, el azul marino y el gris. Para toques de color intenso se puede escoger el rojo, el azul, el violeta ciruela, el berenjena, el amarillo dorado o el verde esmeralda. Pero cuidado con algunos colores. Hay que prestar atención a las otras gamas de amarillos y de verdes, y evitar generalmente los naranjas, porque estos colores aparecen y desaparecen en función de la moda de cada año.

Evitar las texturas y estampados sobrecargados

Las texturas y estampados sobrecargados pueden dar un aspecto algo pasado de moda, porque tienen tendencia a estar de moda solamente en una temporada o durante un año como máximo. El año que viene, se tratará de otro estampado, por lo tanto la pregunta está en por qué seguir rigurosamente la tendencia. Lo ideal es mantener un aire natural y elegante, conservando ropa chic durante muchos años, y no solamente durante algunos meses.

Comentarios