¿Qué tipo de maquillaje usar para piel grasa?

El problema número uno con una piel grasa, es el brillo. Para corregir este defecto y presentar una tez fresca y mate durante todo el día, es necesario un maquillaje adaptado a vuestro tipo de piel que unifique sin taponar los poros, y con unos gestos de belleza diarios para una piel sana y purificada.

Autor: haidi2002-Pixabay

Autor: haidi2002-Pixabay

Los cuidados cotidianos

Antes de tocar la paleta de maquillaje, conviene dominar la base de un make-up conseguido, a saber una piel sana. La piel grasa tiene tendencia a brillar a causa de un exceso de sebo. Para rectificar el tiro, conviene limpiar la piel por la mañana y por la noche, con ayuda de una leche o de un agua desmaquilladora, y no dudéis en realizar mascarillas a base de arcilla verde varias veces a la semana para purificar la piel.

Antes del maquillaje sobre una piel grasa, conviene aplicar una crema hidratante fluida sin aceite, porque la piel tiene tanta necesidad de agua como una piel seca o mixta. Otro gesto de belleza que conviene aplicar, son los cuidados purificadores. Los productos demasiado agresivos corren el riesgo de dopar la producción de sebo, todo lo contrario del resultado deseado.

Maquillaje de una piel grasa

Un maquillaje perfecto para una piel grasa comienza a través de una tez niquelada. Para dar un aspecto liso y afinar el grano de la piel, se puede aplicar una base que mejore la apariencia y el mantenimiento del maquillaje

Vuestro aliado del maquillaje en este caso es la crema base. Debe ser absorbente, pero no demasiado gruesa, para no ahogar la piel. Se deben evitar las texturas de cremas que taponan los poros, y poner el acento en un fondo fluido o espumoso. Se debe aplicar por capas con ayuda de una esponja húmeda o con el dedo. El ideal para un maquillaje de piel grasa es el mineral. A base de minerales absorbentes, posee una acción reguladora y cubre la piel dejándola respirar.

Para una tez perfecta, se puede terminar con un poco de polvo, pero sin caer en el exceso. Además conviene llevar la caja de polvos en el bolso para retocarse en caso de necesidad a lo largo del día.

Evitar los enrojecimientos

Para eliminar los pequeños granos y enrojecimientos, se pueden utilizar lápices correctores. Lo ideal es escoger el verde para neutralizar las zonas enrojecidas, o un tono más claro que la crema base para corregir las pequeñas ojeras e imperfecciones.

Comentarios