Vestidos elegantes para cada ocasión

La elegancia depende de muchos factores, que no están relacionados con vestir prendas costosas o a la última moda. Lucir elegante depende, entre otros aspectos, de saber escoger las prendas que son ideales para tu cuerpo y de vestirse de forma adecuada a cada momento. Esto último puede parecer todo un reto, pues existen diferentes códigos de vestimenta que varían según el evento y que muchas veces están indicados expresamente en las invitaciones. Si tantas palabras te confunden o no tienes idea de qué tipo de ropa usar en una fiesta, entonces esta guía de vestidos elegantes para cada ocasión puede ser de mucha utilidad.

vestido-fiesta-invierno

Etiqueta rigurosa: La etiqueta rigurosa exige que la mujer utilice vestidos largos, sobrios, elegantes y de telas suntuosas, acompañados de zapatos de tacón abiertos o cerrados y un maquillaje mucho más dramático. Un ejemplo clásico de este tipo de vestidos elegantes son los utilizados por las estrellas de cine en la alfombra roja. Algunos eventos que pueden exigir este tipo de vestimenta son bodas, premiaciones y otros eventos sociales de gran solemnidad.

Formal o Etiqueta: los vestidos apropiados para eventos de etiqueta suelen ser largos o cortos, de telas suntuosas y con brillos, pero también pueden llevar algún estampado ligero. Este tipo de eventos puede ser durante el día o la noche, por lo que el maquillaje y la ropa debe ser apropiado para la hora. Si bien es cierto que se exigen vestidos elegantes, éstos suelen ser un poco más sencillos que los de etiqueta rigurosa. Un ejemplo de las ocasiones donde se emplea este código de vestimenta son las bodas, quince años y graduaciones.

Cóctel: Para este tipo de celebraciones suele exigirse un vestido corto de una tela no muy brillante y un modelo un poco más sencillo que para una ocasión más formal. El color dependerá de la hora del evento: claros para el día y más oscuros para la noche. Los zapatos pueden ser de tacón alto o medio. Para aquellas que prefieran ir un poco más cómodas, está permitido usar trajes sastre de un corte impecable con zapatos de tacón y maquillaje apropiado. El lugar también determina el tipo de vestido, pues si el evento es en la playa, deberás utilizar vestidos de un largo que vaya hasta la rodilla como máximo y hecho en telas ligeras y vaporosas. Puedes usar vestidos tipo cóctel para bautizos, primeras comuniones, fiestas de cumpleaños y aniversarios. 

Semi-formal: Puedes utilizar un vestido sencillo, un pantalón o falda con una linda blusa, de color sólido o estampada. Evita el uso de prendas de mezclilla, como jeans o faldas de este material. Los zapatos pueden ser de tacón alto o medio, nunca bajo. El maquillaje debe ser un poco llamativo, pero nunca excesivamente recargado. Las ocasiones que requieren vestidos semi formales son cumpleaños, cenas o reuniones.

Casual: este tipo de eventos suelen ser mucho más relajados, aunque no quiere decir que puedes utilizar ropa deportiva o jeans y camisetas de algodón. Puedes utilizar un vestido sencillo de materiales más o menos ligeros (como siempre, depende del lugar y hora de la reunión) o pantalones de gabardina con blusas y chaqueta a tono. El calzado puede ser el que desees, pero evita los tenis y sandalias bajas. Puedes usar atuendos casuales en desayunos, almuerzos y eventos sociales diurnos en lugares abiertos. Busca combinaciones para vestidos casuales en Polyvore.

Informal: La ropa informal es aquella que utilizas de forma cotidiana, pero el look debe ser un poco más cuidado si vas a reunirte con otras personas. Puedes utilizar vestidos o camisolas de algodón, jeans, faldas, pantalones o lo que te apetezca. Si usas zapatos deportivos, procura que se vean bien cuidados y el maquillaje debe ser muy ligero, o incluso puedes prescindir de él si no acostumbras a usarlo. Este tipo de atuendos es perfecto para ocasiones íntimas, reuniones en casa o salidas a lugares públicos. Una buena fuente para ver nuevas tendencias en ropa informal usada por gente no-famosa (lo que se conoce como street-wear) es The Sartorialist.

Un último detalle: en las invitaciones a las bodas suele aparecer el término formal o informal. Para que no te confundas, en estas ocasiones debes escoger tu atuendo según el lugar y hora el día. Si la boda se celebra antes de las 6 de la tarde, entonces puedes usar un vestido de día en colores claros. Si se efectúa en una iglesia, no olvides llevar un chal o abrigo para cubrir los hombros descubiertos. Nunca debes usar un vestido formal antes de las 6 de la tarde, a menos que seas parte del cortejo. Si la boda es después de las 6 de la tarde y especifica informal en la invitación, podrás usar un vestido tipo cóctel, pero si dice formal deberás vestirte como si fuera de etiqueta. Y nunca debes vestirte de blanco para una boda (a menos que seas la novia, claro!).

Comentarios